Marruecos

  • Destino: ,
  • Clima: Mucho calor en verano. En invierno, suave en la costa, frio en el interior, especialmente en las zona montañosas. En el desierto un fuerte contraste entre la temperatura nocturna y la diurna. En las regiones costeras la temperatura suele oscilar entre los 12 ºC. de invierno y los 25 ºC. de verano por lo que resulta bastante agradable, pero en algunas zona lo molesto es el viento, en Essaouira suele soplar con fuerza.
  • Compras: El zoco es como un paraiso de la artesanía. Objetos de cuero, alfombras, cajas de madera de thuya, especies.

Capital política: Rabat

Capital económica: Casablanca

Idioma: Arabe oficial, francés y español en algunas zonas

Marrakech
Marrakech

La esencia de todo un país. Aunque Marruecos tiene mágníficos lugares para visitar, esta ciudad recoge como ninguna el espíritu de todo el estado y de parte del Continente africano. La Plaza Jemaa El Fna es un lugar único en el mundo. El viajero tampoco se perderá la Kitoubia, las puertas de las murallas, el zoco y los florecidos jardines. En el barrio de Gueliz se puede encontrar voluptuosos e interesantes edificios.

Essaouira
Essaouira

La ciudad costera de Essaouira es de una gran belleza. Sus calles empedradas, su puerto, sus fortalezas y su playa, son los lugares que apreciará el visitante. Un pasado portugues hace que su arquitectura sea singular.

Fez
Fez

Entrar por una de las puertas de la Medina de Fez el Bali es perderse en un laberinto de calles y callejones, del que saldrás cuando encuentres por casualidad una salida. Desde algun monte de los que rodean la ciudad se distinguen tres zonas, las medieval Fez el Bali, la nueva (con cerca de 1000 años de historia) Fez el Yadid, y la Ville Nouvelle. Es la más antigua de las ciudades imperiales marroquís y cuenta con un impresionante zoco, Patrimonio de la Humanidad, y es también un importante centro religioso y cultural musulman.

Merzouga
Merzouga

Merzouga es un pequeño pueblo al sur de Marruecos a pocos quilómetros de la frontera argelina. No tendría mucho interés si no fuera porque allí empieza el desierto del Sahara y allí están las famosas dunas de Erg Chebbi.

Tanger
Tanger

Tanger es una ciudad historicamente cosmopolita. Por su puerto han pasado casi todos los pueblos que se han desplazado entre Africa y Europa, fenicios, romanos, árabes, portugueses,… En los años 40 del siglo XX estaba bajo el contro de un consejo internacional y se convirtió en un espacio libertino con todo tipo de actividades irregulares (o prohibidas). Se incorporó a Marruecos en 1956 y permaneció un poco olvidada durante algunas décadas. Pero su cercanía a Europa ha propiciado un acelerón de su economía con mucha inversión extrangera y un turismo en alza.

Valle del Draa
Valle del Draa

Es un lugar exótico y fascinante. Al sur del país encontramos una cuña verde metida en el desierto, es el oasis que bordea un pequeño río. El color verde contrasta con el marron de las partes más elevadas. Además de una belleza natural encontramos una gran cantidad de fortalezas, kasbas, que acentúan lo sorprendente del paisaje.

No te puedes perder

Plaza Jemaa El Fna en Marrakech Impresionante, especialmente por la noche
Hammam Y el masaje. Aunque los nuevos son poco auténticos.
Zumos (batidos) y pasteles Excelentes para los amantes de lo dulce.
Zoco de Fez Patrimonio de la Humanidad

 

Fiestas 2015 2016
  • Chual, Fin Ramadan
  • Aid Kebir (cordero)
todo el país 17? julio 6? julio
todo el país 23 sept 12 sept

 

 Imágenes de Marruecos

Excursión con camellos en el desierto

Musica de calle en Taroudant

Voluvilis – Ruinas romanas

Pescadores en el puerto de Essaouira

Mezquita Hassan II en Casablanca

Burros en Aoulouz

Marruecos es un país fascinante, una cultura islámica y unas costumbres tradicionales a solo unos pocos quilómetros de Europa, pero bastante desconocido por parte de los occidentales. Ciudades modernas y cosmopolitas, como Tanger, Rabat y, especialmente, Casablanca. Pero el Marruecos más auténtico hay que buscarlo en otros lugares, en Fez por ejemplo, la ciudad que mejor conserva una forma de vida y una cultura enraizada en la época medieval. Meknes y Marrakech también pertenecen a este grupo de lugares tradicionales; aunque el segundo merece un capítulo aparte, primero porque el turismo de masas ha dejado huella y ha desvirtuado parte de su magia y segundo porque todo lo que tiene Fez de religioso, Marrakech lo tiene de africano. El país tiene muchas más cosas, ciudades turísticas modernas como Agadir o ciudades turísticas de gran belleza como Asilah o Essaouira, todas con elegantes playas. Enclaves en el sur bordeando el desierto del Sahara con encanto, Taroudant y Ouarzazzatte. Ya en pleno desierto están Zagora y Merzouga, en esta encontramos las famosas dunas de Erg Chebbi; Zagora no sería gran cosa si no fuera porque se encuentra en un oasis, en el precioso Valle del Draa, cubierto de palmeras. Y no pueden faltar las montañas, el Rif en el norte y el Atlas en el centro y el sur, poblado de bereberes, los habitantes autóctonos antes de la llegada de los árabes. Sin ser un lugar muy monumental, cuenta con elementos muy interesantes e importantes; en primer lugar las ruinas romanas de Volúbilis, cerca de Fez. Medersas (escuelas coránicas), murallas y mezquitas se reparten por todo el territorio, la vieja Koutoubia y el moderno complejo de Hassan II son las mezquitas mas interesantes. Mención especial para las kasbas, fortalezas que podrían equipararse a los castillos, pero construidos de adobe, por ello el estado de conservación de algunos es bastante deficiente; abundan en el sur, en los valles del Draa y del Dadés resultan espectaculares y en Ouarzazzatte se encuentra la de Taorirt, espectacular y bien conservada. Muchas de ellas han sido reconvertidas en hoteles.